manuel morales

En el decreto de designación de Alberto Morales, pese a haber renunciado en atención a la objeción que planteó el Legislativo, se aclara que no ejerció ningún acto judicial que impida que ejerza como Procurador del Estado

La administración de Jeanine Áñez defendió la decisión de volver a posesionar a Alberto Morales como Procurador del Estado con el argumento de que el motivo de la objeción planteada por la Asamblea Legislativa a su designación no se encuentra dentro de las causales para que no puede cumplir con esa responsabilidad dentro del Estado.

En el decreto 4366 de designación de Morales, se explica que la objeción del Legislativo, controlado por el MAS, y que derivó en su dimisión, tiene “intereses políticos mezquinos con la única finalidad de desestabilizar el estado de derecho, la democracia y sobre todo impedir la realización normal de las funciones y actividades de la Procuraduría General del Estado”.

Según el Legislativo, el numeral 10 del artículo 12 de la Ley de la Procuraduría General del Estado, establece que no puede ser Procurador ninguna persona que hiciera un juicio al Estado.

Morales, de acuerdo al expediente 12307-2015-25-AAC expuesta por la presidenta del Senado, Eva Copa y cursante en el Tribunal Constitucional Plurinacional, “patrocinó y representó a la empresa Florexótica SRL. en una acción de amparo constitucional contra la Autoridad Regional de Impugnación Tributaria (ARIT) Cochabamba, dentro de una causa que compromete el erario público (proceso administrativo tributario pretendiendo la prescripción de obligaciones), afectando los intereses del Estado”.

A diferencia de esa posición, el Gobierno refiere “que el patrocinio de causas judiciales contra una entidad de la estructura del nivel central del Estado, no se encuentra en el ámbito de aplicación de la defensa judicial y extrajudicial del Estado boliviano, relacionado con el resguardo de la soberanía, de los bienes del patrimonio e intereses del Estado, en particular en materia de inversiones, derechos humanos y medio ambiente”.

El martes, en un acto sin presencia de medios de comunicación, Áñez posesionó a Morales en Palacio de Gobierno, luego que el 8 de septiembre decidiera apartarse del cargo en atención a la objeción planteada por el Legislativo.

Había sido designado inicialmente el 21 de septiembre, como ahora, en un acto reservado en la Residencia Presidencial. Sustituyó a José María Cabrera, destituido por sus observaciones a la devolución de las acciones nacionalizadas a la privada cochabambina ELFEC.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here