Respecto a la otorgación del bono de antigüedad sin que el demandante hubiera acreditado dicho aspecto a través de la Calificación de años de servicio, debe mencionarse que, el art. 60 del DS Nº 21060, establece la escala de aplicación y pago del bono de antigüedad, a partir del segundo año de trabajo.

A su vez, el art. 13 del DS Nº 21137 dispuso que para los trabajadores de los sectores público y privado, la escala del bono de antigüedad a la que refiere el art. 60 del DS Nº 21060, se aplicará sobre el salario mínimo nacional, no pudiendo el monto resultante ser inferior al percibido por dicho concepto, por el mes de julio de 1985.

Sin embargo, como una forma de compensación al salario y de mejorar su poder adquisitivo, mediante el artículo único del DS Nº 23113 de 10 de abril de 1992, se dispuso la ampliación de la base del cálculo del bono de antigüedad a dos salarios mínimos nacionales para los trabajadores de las empresas productivas del sector público y privado, respetando los acuerdos establecidos en convenios de partes sobre esta materia; y un año más tarde, conforme al también artículo único del DS Nº 23474 de 20 de abril de 1993, se determinó que dicha ampliación se ampliaría a tres salarios mínimos nacionales, contemplando de igual forma a los trabajadores de empresas productivas públicas o privadas.

A ello corresponde puntualizar, que si bien la normativa señalada precedentemente, contempla tanto al sector público como privado; el tratamiento para las empresas públicas conforme a sus características específicas, se encuentra debidamente legislado, de tal forma el DS Nº 24067 de 10 de julio de 1995 dispone en su Título II “DE LAS ENTIDADES QUE FINANCIAN SUS GASTOS POR SERVICIOS PERSONALES CON RECURSOS DISTINTOS A LOS DEL TESORO GENERAL DE LA NACIÓN”, art. 11: “…El cálculo del Bono de Antigüedad en las empresas públicas productoras de bienes o proveedoras de servicios se efectuará sobre tres salarios mínimos nacionales y de acuerdo a la escala prevista en el DS Nº 21060. Serán consideradas como empresas aquellas entidades que cuenten con patrimonio propio, autonomía de gestión administrativa y financiera y que hayan sido legalmente creadas como tales…”

Así también, el art. 11 del DS No 24468 de 14 de enero de 1997 dispone: “…El bono de antigüedad será calculado según lo dispuesto en el DS Nº 21137 de 30 de noviembre de 1985, que establece el pago de este beneficio sobre la base de un salario mínimo nacional y según la escala prevista en el DS Nº 21060.

En las empresas públicas no financieras el cálculo se efectuará sobre tres salarios mínimos nacionales y de acuerdo a la escala prevista en el DS Nº 21060. Están comprendidas en la categoría de empresas públicas no financieras las entidades que sean productoras de bienes o proveedoras de servicios, que cuenten con patrimonio propio, autonomía de gestión administrativa y financiera y que hayan sido legalmente creadas como tales…”

Ahora bien, la mención de toda la normativa precedente, referidas al bono de antigüedad y los elementos que deben tomarse en cuenta para su cancelación, está destinada a desvirtuar lo afirmado por la empresa recurrente, en sentido que es requisito sine qua non para el pago de este beneficio la Calificación de Años de Servicios expedido por el Ministerio de Economía y Finanzas, pues como se evidencia de las normas transcritas, ninguna de ellas hace referencia a dicho requisito, siendo esta afirmación temeraria de parte de la empresa recurrente, destinada a evadir sus responsabilidades para con el trabajador demandante, quedando demostrado con ello que el bono de antigüedad se cancela a todos los trabajadores a partir del segundo año de trabajo, sin ninguna excepción como manifiesta la empresa demandada, correspondiendo en consecuencia, y sin entrar en mayores consideraciones, declarar infundada la pretensión de la entidad recurrente.

2 Comentarios

  1. Buenas tardes Dr. Saliendo del tema y aprovechando su conocimiento, quisiera me orientará en un proceso incidental de rendición de cuentas, resulta que una persona representante legal de una empresa cobraba y firmaba cheques pero con la presencia del dueño de la empresa y era a el a quien se entregaba el dinero en su totalidad y siendo dueño no entregaba ningún recibo, una vez despedido el representante legal inicia un proceso de beneficios sociales y este dueño de la empresa inició un proceso incidental de rendición de cuentas señalando que esos dineros no se justificó, pero por no cancelar los beneficios sociales, ahora mi pregunta es como podría justificar o probar tales hechos y como debiera ser el trámite, de antemano le agradezco su colaboración.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here