Con relación a la declaratoria de reserva de las actuaciones en la etapa preparatoria del proceso penal la SC 1339/2002-R de 1 de noviembre, expresó: “… con relación al cuaderno de investigación si bien no existe ninguna disposición que indique el manejo del mismo, el art. 9 LOMP, nos refleja la única prohibición para la negativa de exhibición de un documento
relativo a la investigación o información acerca de ella, en los demás casos, deberá entenderse que bajo el principio general del derecho de publicidad, todo actuado que corresponda a la investigación como a los actuados en el juicio oral, deberán estar a la vista tanto del imputado, así como de la víctima, pues de no ser así se estaría lesionando no sólo el citado principio de rango fundamental, sino también el derecho al debido proceso en su elemento del derecho a la defensa.

… en esa misma perspectiva, la Constitución, el Pacto de San José de Costa Rica, el Código de Procedimiento Penal y la Ley Orgánica del Ministerio Público, reconocen y garantizan los derechos tanto de la víctima como del imputado; la primera para que tenga acceso a todo cuanto se desarrolle en la investigación y en el juicio, y al imputado a fin de que pueda asumir su plena y efectiva defensa, aportando sus pruebas de descargo como desvirtuando las de cargo, a cuyo efecto necesariamente debe contar con lo recabado en el cuaderno de investigación

en ese entendido, negar u ocultar información acerca de la investigación en la etapa preparatoria como durante el juicio oral, implica una evidente vulneración a los derechos fundamentales que le asisten a todo imputado o a la víctima como también a cualesquier otra persona que con interés legítimo tenga el derecho de acceder al cuaderno; pues en concreto respecto al imputado el art. 293 CPP en su segundo párrafo prescribe: ‘El imputado y su defensor podrán intervenir en todas las diligencias practicadas por la policía y tendrán acceso a todas las investigaciones realizadas, salvo cuando se hallen bajo reserva, según lo establecido en este Código’.

…el razonamiento expuesto, también se sustenta en las previsiones de los arts. 116 y 281 CPP, que están citados en el art. 9 referido, pues en el art. 116, se desarrollan cuáles son los casos en que se puede alegar reserva, en los demás casos, la publicidad es una condición esencial de la misma, pues así se colige también del art. 281 que dice: ‘Cuando sea imprescindible para la eficacia de la investigación, el juez a solicitud del fiscal podrá decretar la reserva de las actuaciones, incluso para las partes, por una sola vez y por un plazo no mayor a diez días’.

…Que, en la problemática planteada, el Fiscal recurrido en una errada interpretación considera que el cuaderno de investigación es privativo de su autoridad y que los documentos que en él se encuentran insertados, no tienen valor; criterio que resulta totalmente equívoco, más aun en el sistema procesal actual, pues el cuaderno procesal se constituye en el elemento material y objetivo de todo cuanto se recabe en la investigación dentro de la etapa preparatoria, de modo que negar toda esa información, equivaldría a practicar en los hechos el sistema inquisitivo, donde el imputado no podía enterarse de la acusación en su contra, de las pruebas que supuestamente acreditaban su culpabilidad en el ilícito penal, sin que él pudiera desvirtuarlas o rechazarlas .

…en el sistema actual incorporado a nuestro ordenamiento jurídico procesal penal, tal situación es inadmisible y menos puede tolerarse la actitud de un guardián de la legalidad en contrasentido a una de sus relevantes funciones, pues cabe recordar que el Ministerio Público, si bien como defensor de la sociedad tiene la potestad de ejercer la acción pública en los delitos perseguibles de oficio conforme al art. 70 CPP; vale decir, de acusar, no es menos cierto que debe hacerlo en el marco legal establecido sin restringir o suprimir los derechos del imputado, pues esto no le está permitido, es más, el art. 72 CPP, dispone que: ‘Los fiscales velarán por el cumplimiento efectivo de las garantías que reconocen la Constitución Política del Estado, las Convenciones y Tratados Internacionales vigentes y las leyes’.

… basado en ese criterio que ha sido totalmente rebatido, el recurrido ha impedido el acceso inmediato al cuaderno de investigación al recurrente, al extremo de habérsele conminado a dejar a la vista dicho cuaderno, y no obstante esta conminatoria, aún postergó su exhibición, sin que valga la excusa de que el recurrente si bien se apersonó a su despacho, no fue para solicitar fotocopias, pues el acto indebido en este caso, consiste en que el recurrido no exhibió el cuaderno cuando se le solicitó, pues resulta lógico que al no encontrarse éste, no tenía sentido pedir fotocopias en ese momento, más aún cuando las mismas ya habían sido solicitas, además por conminatoria, por una parte y por otra, tenía pleno conocimiento de que al recurrente le era apremiante recabar información del cuaderno por cuanto tenía plazo adicional. Consiguientemente, al impedir el acceso al mismo, el recurrido, no sólo ha vulnerado el derecho a la defensa y el principio de celeridad, sino también ha incurrido en las faltas graves previstas en los puntos 4 y 8 del art. 108 LOMP” (las negrillas son añadidas).

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here