lunes, mayo 23, 2022
spot_img

Pese a «nexos» con el narco, la fiscalía imputó a Nina, Medina y Dávila por delitos menores

Los exjefes estaban a cargo de la lucha contra el narcotráfico pero se vincularon con actividades ilícitas del tráfico de drogas

Fueron casos escandalosos contra exjefes policiales vinculados al narcotráfico, Oscar Nina, Gonzalo Medina y Maximiliano Dávila no fueron imputados por la fiscalía por el delito de tráfico de drogas, sino por legitimación de ganancias ilícitas, asociación delictuosa, encubrimiento y confabulación.

En ninguno de los casos el Ministerio Público no probó la participación de los tres exjefes de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Narcotráfico (FELCN) y de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen de Santa Cruz, en el ilícito de las drogas.

Oscar Nina

El excomandante de la Policía y exjefe antidroga, Oscar Nina, fue imputado por el delito de legitimación de ganancias ilícitas. Fue detenido en marzo de 2015 y el 2019 fue sentenciado a siete años y seis meses de prisión.

Las presuntas vinculaciones de Nina con capos del narcotráfico no eran menores. Se lo relacionó con el hijo del Chapo Guzmán líder del cártel de Sinaloa de México, peligrosa organización criminal dirigida.

«El hijo de un connotado narcotraficante mexicano, el Chapo Guzmán, llegó a Bolivia en 2011; él pasó cursos de pilotaje y tuvo relación con algunos miembros de la Policía vinculados con la Fuerza Especial de Lucha Contra el Narcotráfico, entre ellos Nina, los hermanos Navia y después de mucho tiempo las pruebas permitieron abrirles proceso a todos ellos», dijo el 2015 el entonces ministro de Gobierno, Hugo Moldiz.

Las investigaciones a Nina duraron cuatro años, la policía y la fiscalía en ese tiempo establecieron que hizo gastos onerosos y excesivos en relación a sus ingresos.

Nina ostentaba de su riqueza, se informó en ese entonces la compra de un vehículo en 40 mil dólares, de regalar dinero a su hijo para la compra de otro motorizado, de la entrega de 20 mil dólares para adquirir un departamento en un condominio.

Después de ser director nacional de la FELCN habría realizado significativas erogaciones de dinero. «Entre 2009 y 2010 Óscar Nina derrochó 104.000 dólares. Por toda esta relación y cotejo de lo declarado se tiene que Nina habría utilizado como palo blanco a su esposa y a sus hijos para lavar dinero cuando era jefe de la FELCN en 2009», señaló la Fiscalía.

Gonzalo Medina

El excomandante de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen de Santa Cruz, Gonzalo Medina, también se libró de ser acusado por el delito de narcotráfico. Fue imputado por confabulación, asociación delictuosa y encubrimiento.

Fue acusado de haber cuidado las espaldas del narcotraficante Pedro Montenegro, para que se pasee sin mayores complicaciones en Bolivia, incluso visitó la instalación anticrimen en Santa Cruz, lo distinguieron por ser un benefactor de la entidad. Pese a que existía una orden de captura internacional.

Medina fue detenido el 23 de abril de 2019 junto al capitán Fernando Moreira, este último apareció en una fotografía con el extraditado Montenegro, y el entenado de Medina, Robin Justiniano.

Al interior de la policía, el exjefe policial era investigado por el presunto envió de 40 kilos de cocaína a Estados Unidos, vía Panamá. Página Siete con fuentes policiales informó que el 2014, una avioneta mexicana presuntamente con 40 kilos de cocaína estaba varada en Guayaramerín y aunque el piloto y copiloto no tenían un plan de vuelos, después de días la nave desapareció.

Supuestamente Medina viajó a la zona, recogió a los extranjeros y los despachó fuera del país. No se supo qué había pasado con la avioneta.

Maximiliano Dávila

Finalmente, este pasado sábado fue detenido el exdirector nacional de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Narcotráfico, Maximiliano Dávila, tampoco fue imputado por narcotráfico, sino por legitimación de ganancias ilícitas.

Dávila fue detenido pocos días después que conocerse la información de la captura del exmayor de la policía Omar Rojas en Colombia a partir de una investigación de la Administración de Control de Drogas (DEA, por sus siglas en inglés).

Según han reportado los medios de comunicación, el exjefe es investigado desde el 22 de septiembre de 2020 por la DEA de Estados Unidos, por narcotráfico y tráfico de armas, además del exjefe policial Alexander Rojas Echeverría.

Del Castillo, dijo que con base en los informes internacionales que vinculan a Dávila con el narcotráfico, la Policía realizó una rápida investigación, cuyos resultados fueron presentados el 20 de enero a la fiscalía para que se abra un proceso penal a partir de esos actuados fue primero detenido y luego imputado por el presunto delito de legitimación de ganancias ilícitas.

El excomandante fue aludido en varias oportunidades de presuntos delitos, Medina fue uno de ellos que los sindicó de ser el «verdadero narcotraficante», lo hizo tras ser detenido. También lo acusó del volteo de 35 kilos de droga el caso nunca prosperó en una investigación.

También fue acusado de extorsión. El empresario Wilson Sahonero interpuso la denuncia, la que fue negada por el exjefe policial, un fiscal de la policía rechazó la denuncia y se cerró el caso. El narcotraficante Pedro Montenegro también lo acusó de extorsión a través de una carta notariada. Ninguna acusación prosperó en investigaciones.

ViaANF
JURISPRUDENCIA
spot_img

LO MAS POPULAR

spot_img