9 C
La Paz
domingo, enero 29, 2023
spot_img

Del derecho al debido proceso y los elementos que la componen
D

AUTO SUPREMO Nº 133/2020-RRC │ Sucre, 29 de enero de 2020

BIBLIOTECA

Deseo suscribirme a SOLO DERECHO

La jurisprudencia establecida por el Tribunal Supremo de Justicia respecto al debido proceso ha señalado a través del Auto Supremo 199/2013 de 11 de julio, lo siguiente: “El debido proceso, es un principio legal por el cual toda persona tiene derecho a ciertas garantías mínimas tendientes a asegurar un resultado justo y equitativo dentro del proceso, a permitir la oportunidad de ser oído y hacer valer sus pretensiones legítimas frente al juez o tribunal, quienes deben observar los derechos fundamentales de las partes, principios y reglas esenciales exigibles dentro del proceso como instrumento de tutela de los derechos subjetivos; la Constitución Política del Estado, en sus artículos 115 y 117, reconoce y garantiza la aplicación del debido proceso al constituirse en fundamento esencial del Estado Plurinacional, que tiene entre sus fines y funciones esenciales garantizar el cumplimiento de los principios, valores, derechos y deberes reconocidos y consagrados en ella.

Entre los elementos que configuran el debido proceso se encuentran:

a) el derecho a la defensa,
b) el derecho al juez natural,
c) la garantía de presunción de inocencia,
d) el derecho a ser asistido por un traductor o intérprete,
e) el derecho a un proceso público,
f) el derecho a la conclusión del proceso dentro de un plazo razonable,
f) el derecho a recurrir,
g) el derecho a la legalidad de la prueba,
h) el derecho a la igualdad procesal de las partes,
i) el derecho a no declarar contra sí mismo y a no confesarse culpable,
j) el derecho a la motivación y congruencia de las resoluciones,
k) la garantía del non bis in idem,
l) el derecho a la valoración razonable de la prueba,
ll) el derecho a la comunicación previa de la acusación;
m) la concesión al inculpado del tiempo y los medios para su defensa;
n) el derecho a la comunicación privada con su defensor;
o) el derecho a que el Estado le otorgue un defensor proporcionado por el Estado cuando el imputado no tuviere medios o no nombrare un defensor particular.

Por otra parte, el debido proceso reconocido en la CPE, en su triple dimensión como derecho, garantía y principio, se encuentra establecido en el art. 115.II que señala: “El Estado garantiza el derecho al debido proceso, a la defensa y a una justicia plural, pronta, oportuna, gratuita, transparente y sin dilaciones”; el art. 117.I de la referida Ley fundamental, dispone: “Ninguna persona puede ser condenada sin haber sido oída y juzgada previamente en un debido proceso. Nadie sufrirá sanción penal que no haya sido impuesta por autoridad judicial competente en sentencia ejecutoriada”; finalmente, el art. 180.I de la referida CPE, declara que: “La jurisdicción ordinaria se fundamenta en los principios procesales de gratuidad, publicidad, transparencia, oralidad, celeridad, probidad, honestidad, legalidad, eficacia, eficiencia, accesibilidad, inmediatez, verdad material, debido proceso e igualdad de las partes ante el juez…