9.2 C
La Paz
viernes, julio 12, 2024

Denuncian a director de Senasag – La Paz por pedir a su pareja que aborte

spot_imgspot_img
spot_imgspot_img

La funcionaria H.P.M. denunció al director departamental del Servicio Nacional de Sanidad Agropecuaria e Inocuidad Alimentaria (Senasag) La Paz, Javier Larico, por violencia familiar. La denunciante afirma que su expareja le pidió que se someta a un aborto con el fin de no asumir la responsabilidad paterna; ante la negativa de la víctima, este inició con las amenazas que le causaron una crisis nerviosa.

“Vino a mi casa en junio y me dijo: ‘abortá, con eso me vas a salvar (de los conflictos en su trabajo y su familia). Vamos a ser amigos’. Tengo pruebas de que me amenaza, yo estoy muy preocupada”, relató H.P.M. La víctima mostró los documentos sobre las denuncias escritas que hizo contra el director del Senasag La Paz ante la Fiscalía, el Ministerio de Justicia y La Unidad de Transparencia del Ministerio de Desarrollo Rural, cartera de Estado de la que depende Larico.

Según los documentos, la Fiscalía inició las investigaciones el 10 de julio y la pasada semana tomó la declaración de Larico; además, emitió varios requerimientos para conocer sus antecedentes penales, judiciales y su situación laboral. El funcionario no atendió las consultas de este medio, pese a que se lo buscó en su oficina para que brinde su versión sobre la denuncia.

Sin embargo, al conocer el contenido del testimonio que Larico dio ante la Fiscalía, la madre gestante sufrió una crisis nerviosa que derivó en un cuadro clínico que la puso en riesgo de un parto prematuro, cuando ella aún está en el sexto mes de embarazo. Debido a esto, la pasada semana fue internada por cuatro días.

“Casi pierdo a mi bebé, la doctora me dijo que es un embarazo de riesgo, ahora ya estoy en mi casa, pero sigo con baja médica”, relató la víctima.

H.P.M. expresó su profunda indignación al conocer que Larico declaró que las denuncias en su contra tienen un fin económico, que ella tiene “una actitud obsesiva” hacia él porque busca su compañía constantemente y que, desde que la relación terminó, le escribe e incluso lo hace llamar con otras personas para lograr un encuentro. La denunciante, indignada, rechaza la versión del director del Senasag La Paz.

“Creo que actúa de forma prepotente atenido a su cargo, como si tuviera el apoyo de sus superiores, sin tomar en cuenta que afecta a mi estado y el riesgo que significa para mi embarazo”, cuestionó la funcionaria.

Un año de relación

“Te voy a deshacer, yo soy abogado, vas a enfrentarte con mi mujer. Mis hijos se van a entender con tu hija. Mi mujer que se entienda contigo, que te demande”, son algunas de las amenazas que H.P.M. asegura que Larico le escribió en mensajes de WhatsApp. Su temor era justificado, pues asegura que en febrero el hombre le dio una golpiza en vía pública.

La denunciante tiene cuatro hijos de una relación anterior, conoció a Larico en una de las activ

idades de los movimientos sociales oficialistas, inició una relación sentimental con él en agosto de 2022. El hombre le dio a entender que vivía solo y no tenía compromisos familiares.

Una vez que se formalizó la relación, H.P.M. acompañaba a Larico a diferentes eventos, uno de ellos fue la fiesta de aniversario de los Interculturales, organización a la que el funcionario pertenece. La fiesta se dio el 17 de febrero en las oficinas que este grupo tiene en la zona Miraflores de La Paz.

Luego de compartir y consumir bebidas alcohólicas hasta altas horas de la noche, el hombre le pidió a la mujer que se vaya del lugar y lo deje con sus amigos, pero H.P.M. no quiso dejarlo, porque temía ser víctima de un robo en la calle o en el taxi. La reacción del director del Senasag fue violenta.

H.P.M. sostiene que la golpiza que recibió esa noche, le provocó varias lesiones en su cuerpo, piernas y el rostro, pero la más grave fue la provocada en una de sus manos, por la que uno de sus dedos estuvo inmovilizado por dos meses. La mujer relató que, para recibir la atención en la Caja de Salud debió reportar el hecho como un accidente de trabajo, pero los registros médicos confirman las lesiones.

Segundo caso

Este es el segundo caso en el que un alto funcionario del Gobierno es denunciado por ped

ir a su pareja que se someta a un aborto, con el fin de evitar la responsabilidad paterna. El 6 de julio, el director del Servicio Nacional de Áreas Protegidas (Sernap), Teodoro Mamani, fue destituido por una denuncia similar, en ese caso, la denunciante también tiene como pruebas los mensajes de WhatsApp. Por otro lado, el acoso laboral que sufrió le generó una baja médica por problemas con el embarazo.

Noticia del embarazo

En el caso de Larico, este pidió disculpas a la denunciante y la relación reinició, pero en abril, luego de un chequeo médico le informaron a H.P.M. que estaba embarazada. Ella recuerda que cuando le dio la noticia a Larico este reaccionó de forma positiva, aunque solo por mensajes de texto.

En ese momento el funcionario le expresó que se haría cargo y que pagar

ía pensiones, pero inmediatamente surgió la primera observación. Luego de los mensajes

de apoyo Larico le escribió que no podrían vivir juntos porque él tenía una familia; ella le respondió que no era su intención perjudicarlo y que tampoco lo obligaría a una vida de pareja.

No obstante, semanas después comenzaron las amenazas y el pedido de que aborte, propuesta que ella rechazó de forma clara. Ya en el mes de mayo, mientras era víctima de hostigamiento e insultos por parte del funcionario, ella recibió un mensaje del ministro de Justicia, Iván Lima, quien luego de anunciarle que le brindaría apoyo la derivó a una dirección de atención a víctimas de violencia en esa cartera de Estado.

Acuerdo sospechoso

Fue ante esa instancia que, por medio de un “conciliador”, H.P.M. llegó a un acuerdo que ahora busca dejar sin efecto, pues sostiene que el texto original fue modificado sin que ella lo note antes de la firma. Se había favorecido a Larico.

El documento señala que el director de Senasag podrá realizar una prueba genética para verificar su paternidad, y que solo pagaría una manutención de 400 bolivianos, “cuando este señor gana arriba de los 10.000 bolivianos, 400 bolivianos es un monto que pagan quienes no tienen trabajo y con el cálculo de un salario mínimo, mientras este señor es un funcionario del Gobierno”, cuestionó la víctima.

Por esa razón, H.P.M. decidió presentar una denuncia ante la Unidad de Transparencia del Ministerio de Desarrollo Rural, con el fin de anular ese “acuerdo”. Desde esa cartera de Estado confirmaron a este medio que el caso fue rechazado, debido a que no se trata de un hecho de corrupción, pero que la entidad hará cumplir cualquier requerimiento fiscal o judicial en favor de la madre gestante.

H.P.M. sostiene que aún teme por la seguridad de sus hijos y la suya, por el momento se han firmado garantías personales, pero la denunciante pide a las autoridades que la protección sea verificada y que la investigación se realice con celeridad, pues teme perder a su bebé.

spot_imgspot_img
Carlos A. Quisbert Fernández
Carlos A. Quisbert Fernándezhttps://www.visor21.com/
Carlos Ángel Quisbert Fernández es egresado de la carrera de Comunicación de la Universidad Mayor de San Andrés. Ejerce el oficio del periodismo desde 2010. Inició como fotoperiodista y posteriormente como redactor del área cultural.
ÚLTIMAS PUBLICACIONES
- NUESTROS PROFESIONALES --spot_img
ULTIMAS PUBLICACIONES
spot_img